64. Los Hábitats de Bitcoin [dergigi]

Lecturas de Bitcoin
Lecturas de Bitcoin
64. Los Hábitats de Bitcoin [dergigi]
/

Como Bitcoin está sobreviviendo y floreciendo entre los mundos

los habitats de bitcoin

Tal y como he argumentado anteriormente, Bitcoin es un organismo vivo. Pero dónde vive este organismo vivo exactamente? Así como con muchas otras preguntas del mundo de Bitcoin, las respuestas exactas son difíciles de obtener. Los seres vivos tienen límites difusos: sus comienzos y sus finales son difíciles de precisar, la diferenciación es más o menos arbitraria, y lo que se puede clasificar como un lobo a día de hoy puede evolucionar a ser un perro el día de mañana.

Bitcoin no tiene especificaciones rígidas, finalidad absoluta, equipo de desarrollo, garantías de seguridad finales, actualizaciones programadas, cerebro central, visión central, reyes, o reguladores. Es un organismo descentralizado, que evoluciona orgánicamente sin planificadores centrales. La falta de cualquier centralización es la fuente de la belleza de Bitcoin, su comportamiento orgánico, y su resiliencia.

Bitcoin está en todas partes y en ninguna, lo que hace que adivinar dónde vive esta cosa sea una tarea desalentadora. En cambio, parece ser que hay un espacio en el que vive. Múltiples espacios, tal y como veremos.

Los Hábitats de Bitcoin

Mientras clasificar el hábitat de un organismo descentralizado no es algo trivial, podemos observar a los integrantes de Bitcoin para hacer que esta tarea sea un poco más fácil. Como señalado en el último artículo de esta serie, Bitcoin vive entre dominios, con un pie en el reino puro de la información (ideas y código) y con otro pie en el reino físico (gente y nodos).

Un conocimiento del medio ambiente de Bitcoin puede ayudar para entender mejor esta nueva forma de vida. Ningún organismo puede ser debidamente estudiado de forma aislada, y Bitcoin no es una excepción. Como Alan Watts señaló, uno debe tener en cuenta la unidad básica que todos los organismos forman con su entorno.

“El ecologista, el biólogo, y el físico, saben (pero rara vez sienten) que todo organismo constituye un campo único de comportamiento, o proceso, con su entorno. No hay forma de separar lo que cualquier organismo está haciendo de lo que su entorno está haciendo, por esa razón los ecologistas no hablan de organismos en entornos sino entornos orgánicos”

– Alan Watts

Con esto en mente, vamos a echar un vistazo más profundo a los entornos orgánicos con los que estamos tratando. Como indicado anteriormente, las ideas de Bitcoin y su código habitan en un reino, y los participantes de Bitcoin y los nodos habitan en otro. Para seguir la tradición, vamos a llamar al reino físico “mundo terrenal” y al reino de pura información “ciberespacio” (incluso aunque, como siempre, las lineas puedan estar difusas en los límites).

El “alma” de Bitcoin, por decirlo de alguna forma, vive en el ciberespacio. Ahí, Bitcoin absorbe ideas útiles y las incorpora a su código. Como con todos los seres vivos, algo es útil si ayuda al organismo a sobrevivir. Mientras Bitcoin tiene varios mecanismos auto-regulatorios para reaccionar al entorno, nuevas ideas pueden ser necesarias para la supervivencia si los cambios son suficientemente drásticos.

El “cuerpo” de Bitcoin, como todos los cuerpos, vive en el mundo terrenal. Nodos, discos duros, cables, y otras cosas se juntan en un intrincado baile, empujando electrones, cambiando de ceros a unos y viceversa, asegurándose que el corazón de Bitcoin late unas mil veces por semana.

Los seres vivos tienen interés en permanecer vivos, y el organismo de Bitcoin no es una excepción. Bitcoin encontró una forma ingeniosa de asegurar que permanece vivo: paga a los participantes, como señaló Ralph Merkle. Los participantes (y cada vez más, organizaciones) están incentivados a mantenerlo con vida. Ellos moldean el mundo físico a los gustos de Bitcoin, lo alimentan con energía, renuevan su hardware, y actualizan su software para mantenerlo con vida.

El hecho de que Bitcoin nos paga para que le mantengamos con vida abre un tercer espacio: un espacio de transacciones financieras, valor, e intercambios beneficiosos mutuos. Llamemos a este espacio “finspace o mundo financiero”.

Para entender el mundo financiero, tendremos que examinar la otra cara de esta moneda. Hasta ahora solo hemos examinado el lado con mayúscula B: la red Bitcoin. Pero también está bitcoin (con b minúscula) que es la unidad de valor en sí misma, que surge con cada copia del libro contable.

Estos bitcoins, mientras están profundamente integrados en el ámbar del libro contable, son intercambiados por todo el mundo en varios lugares y mercados. Y como estos bitcoins (y su valor) son críticos para la supervivencia de Bitcoin, debemos reconocer al mundo financiero como el tercer espacio en el que esta extraña bestia vive. Tened en cuenta que el espacio financiero, por extraño que parezca, solamente es habitado por bitcoin con b minúscula.

En total podemos identificar 3 entornos distintos en los que el organismo de Bitcoin habita:

  • Ciberespacio (cyberspace): el mundo de las ideas y el código.
  • Mundo terrenal (meatspace): el mundo de los participantes y los nodos.
  • Mundo financiero (finspace): el mundo del valor y los mercados; el mundo de dólares y sats.
los tres habitats

Entender estos hábitats se convierte en algo de suma importancia, especialmente como el clima en uno (o más) se va calentando.

Los Climas Están Cambiando

Los tres espacios descritos anteriormente (ciberespacio, mundo terrenal, y mundo financiero) tienen diferentes restricciones; diferentes climas, por decirlo de alguna manera. De forma breve: operan bajo reglas diferentes. Cuando estas reglas cambien drásticamente lo suficiente, los participantes dirán que “el clima político se está calentando” e informes sobre “el clima financiero que se aproxima” serán escritos. Los ciudadanos serán incapaces de hablar y de actuar libremente. Si las cosas cambian drásticamente lo suficiente, la gente se alzará a protestar, o, si todo lo demás falla, escaparán.

Ciberespacio: Mientras no tenemos palabras precisas para ello, es obvio que el clima en el ciberespacio ha cambiado drásticamente en las 2 últimas décadas aproximadamente. Las ideas utópicas, idealistas que fueron la base de la mayoría de internet fueron pervertidas por compañías de vigilancia guiadas por la publicidad que son gigantes a día de hoy.

La gente y los políticos se están despertando en la extraña realidad que estamos viviendo: el hecho de que Facebook pueda manipular ánimos e influenciar en elecciones es tan perturbador como el hecho de que Google te conoce mejor de lo que tu te conoces a ti mismo. Edward Snowden mostró que la mayoría de los internautas paranoicos tenían razón: cualquiera en el ciberespacio se encuentra bajo una vigilancia constante y sin sospecha por defecto.

Mientras el mundo occidental no está sintiendo inmediatamente las repercusiones que tiene vivir en un constante estado de vigilancia, los ciudadanos chinos están recolectando experiencia de primera mano cada día que pasa.

En el mundo occidental, las consecuencias son anuncios que van desde molestos a espeluznantes. En China, las consecuencias son cuentas bancarias congeladas, incapacidad de comprar billetes de tren o de avión, eliminación de la capacidad crediticia, multas automáticas por delitos triviales, y más. Alzar la voz contra la opinión “incorrecta” (a través de internet o no) puede llevar a acceso restringido a colegios, hoteles, y trabajos. Y después de arruinar tu vida con el cambio de un bit, públicamente te llamarán mal ciudadano y el gobierno se llevará tu perro. Si eso no te suena suficientemente distópico para tu gusto apuesto a que lo será en un par de años. Recuerda que esto es solo el principio.

En el mundo “libre”, estas cosas son más sutiles. Múltiples esfuerzos están en marcha para reducir la neutralidad de la red, la piedra angular de internet. La legislación que se está aprobando es inherentemente incompatible con las leyes del ciberespacio. Parece que todavía se debe luchar la última batalla de las Guerras Cripto ya que los políticos están llamando una “encriptación responsable” y la prohibición de ciertos archivos CAD. Las compañías están al cargo de los lugares donde se puede debatir de forma libre en el ciberespacio y tomando decisiones arbitrarias sobre qué se puede decir, quién puede decirlo y cuales son las líneas rojas.

Bitcoin no conoce fronteras ni jurisdicciones. En cambio, se debe ajustar a las leyes del ciberespacio (y a los cambios en esas leyes), por ejemplo si grandes partes del mundo bloquean el tráfico de Bitcoin y/o el uso de TOR, el organismo de Bitcoin se tendrá que adaptar.

Mundo terrenal: El clima en el mundo terrenal difiere salvajemente de una jurisdicción a otra. Todavía existen algunos bastiones de la libertad, pero cuando intentas embarcar en un vuelo internacional parece obvio que tu derecho a la privacidad y tu libertad de traer una botella de agua es nula.

Las protestas alrededor del mundo indican que los que no tienen poder están bastante cabreados con los poderosos, quienes harán todo lo que esté en sus manos para mantener el control y afianzar sus posiciones de influencia.

La historia muestra que los gobiernos no tienen ningún reparo a la hora de utilizar su poder. En 1933, la orden ejecutiva 6102 fue firmada, forzando a toda la población de los Estados Unidos de América a entregar sus posesiones de oro y certificados de oro al gobierno.

Si, confiscar bitcoin es mucho más difícil que confiscar el oro (en algunos casos hasta imposible). Pero me sorprendería si aquellos que actualmente controlan nuestro dinero (los gobiernos y los bancos centrales de este mundo) miraran hacia otro lado y dejaran que Bitcoin siguiera su camino sin obstáculos. Los gobiernos tienen el monopolio de la violencia, y ellos son capaces y están dispuestos a abusar de esa violencia en su propio interés.

Con Bitcoin, en cambio, la gente puede escapar a un país con su riqueza intacta. Mientras esto no es definitivamente fácil, y no sea algo que le desee a nadie, ahora es posible.

Mundo financiero: Por donde debería comenzar? El actual, sistema financiero basado en deuda tiene un apetito para imprimir dinero que va mas allá de lo que nos podamos imaginar. Expansión Cuantitativa (QE), Políticas de Interés Negativo (NIRPs), guerras de divisas, hiperinflaciones, y una inminente recesión son algunas de las recetas de la sopa de inestabilidad global que se está cocinando actualmente.

El sistema financiero actual parece tan alejado del sentido común y de la realidad, que toda la jerga en el mundo no sería capaz de estabilizar este castillo de naipes. La gente sabe que nuestro dinero está roto, por eso están huyendo a comprar bienes inmuebles, acciones y todo tipo de construcciones financieras para preservar su riqueza. En el sistema actual, tienes que ser un inversor profesional solo para mantener el valor.

Y tan siquiera hemos hablado sobre la inminente recesión, y sobre la inevitabilidad de la siguiente crisis financiera todavía. Si, los gobiernos puede que den una patada hacia delante imprimiendo más dinero. Pero ningún camino es infinito, y el experimento que es el dinero fiduciario se terminará de una forma u otra.

Cómo bitcoin reaccionará a esta catástrofe en el mundo financiero no se sabe. Algunas personas escaparán de sus fallidas monedas fiduciarias a bitcoin, utilizándolo como un activo sin riesgo. Otros puede que vendan su bitcoin para comprar algo que consideren mas estable, como un bien inmueble o tierras. Un creciente número de personas identificarán a bitcoin como el mejor dinero que hemos tenido nunca, evitando otros activos y otros dineros en la aventura de acumular tantos sats como sea posible.

Sea como sea, Bitcoin es la cura de muchas de las enfermedades del sistema. Es dinero duro que no se devalúa con el tiempo. Es un sistema incorruptible que forma la base de una nueva realidad financiera.

“No se puede cambiar. No se puede discutir con el. No puede ser manipulado. No puede ser corrompido. No se puede parar. No se puede interrumpir”.

– Ralph Merkle

Además de lo anterior, parece tener muchos efectos indirectos. Baja la preferencia temporal de aquellos que lo utilizan. Incentiva a los participantes a tener una mejor seguridad personal y operacional. Incentiva a individuos y compañías a tener una mejor higiene digital. Impulsa el desarrollo de la fabricación de chips y la tecnología criptográfica.

Mientras Bitcoin definitivamente influencia sus entornos y viceversa, cómo Bitcoin reaccionará a cambios drásticos todavía está por ver.

Migración

Bitcoin vive en internet, como Ralph Merkle señaló. El internet, en cambio, no es un requisito necesario para el funcionamiento de Bitcoin. Bitcoin es texto (pura información) y cualquier sistema para transmitir (y almacenar) información es un hábitat potencial para el organismo de Bitcoin. El internet simplemente es el hábitat más adecuado que existe actualmente, ya que es el sistema más eficiente para transmitir información que tenemos hasta la fecha.

Ciberespacio: El organismo de Bitcoin podría migrar a otros entornos, y muchos esfuerzos habrá que hacer para permitir que Bitcoin se difunda a lugares en los que el acceso a la infraestructura de internet es limitada o no existente. A fecha de publicación de este artículo, las transacciones de Bitcoin (y las facturas Lightning) han sido enviadas a través de ondas de radiored de malla, y redes por satélite (por nombrar algunas). Todo esto se puede ver como esfuerzos para conservar Bitcoin, por decirlo de alguna forma.

Si veremos una migración de Bitcoin a otro sistema en las décadas o siglos que están por venir depende, en esencia, de si internet se mantiene como un hábitat adecuado o no. Si el clima en la red cambia drásticamente lo suficiente, puede que veamos la migración a entornos todavía mas resilientes y menos restrictivos.

Mundo terrenal: Ya podemos ver que las instalaciones de minería aparecen allá donde la energía es más barata o incluso está abandonada. En esencia, se mina donde tiene más sentido (económicamente hablando). Lo mismo es cierto para los nodos en funcionamiento. Si la gente puede correr un nodo con un riesgo bajo y con un coste marginal de cero, lo harán. Por tanto, visualizando Bitcoin en un mapa, nodos e instalaciones de minería migrarán geográficamente de los lugares poco amistosos a los lugares mas amistosos con el paso del tiempo. Las instalaciones de minería que no tengan beneficios cerrarán, las instalaciones de minería que tengan beneficios se conectarán. Lo mismo, de nuevo, es verdad para los nodos.

Nodos públicos de bitcoin. Fuente: /u/sondreB

Cada vez más, la gente migrará a jurisdicciones que son más favorables para sus pertenencias de bitcoin. Y si quieres arrancar una empresa Bitcoin, también deberás moverte a una jurisdicción que sea más favorable para ti y para tu futuro negocio.

Mundo financiero: En los últimos 10 años, mucha gente decidió comprar bitcoin, alimentando de manera efectiva al organismo de Bitcoin invirtiendo en él. Esta asignación de capital continuará a medida que mas gente entienda la naturaleza de esta bestia, y la última meta de Bitcoin: la separación del dinero y el estado.

Lo que los inversores describen como un porfolio balanceado y asignación de capital puede verse como una migración del valor de activos malos a activos mejores; de malos almacenes de valor a mejores almacenes de valor. Bitcoin, siendo el activo definitivo en términos de portabilidad, verificabilidad, divisibilidad, escasez e inconfiscabilidad, continuará absorbiendo valor y creciendo durante el proceso.

Conclusión

Bitcoin vive en la intersección de tres espacios: el mundo terrenal, el ciberespacio y el mundo financiero. Estos espacios tienen diferentes leyes, diferentes reglas, y diferentes climas. Para entender completamente cualquier organismo, debemos no solo mirar el organismo en si, si no examinar el entorno del organismo de forma holística.

Debido a su naturaleza descentralizada, Bitcoin es capaz de superar muchos, si no todos, los obstáculos en sus entornos. Puede migrar a jurisdicciones favorables en el mundo corpóreo, utilizar un transporte y almacenaje diferentes en el ciberespacio, y alimentarse de la inestabilidad de otros activos en el mundo financiero.

Independientemente de lo que nos traiga el futuro, Bitcoin está equipado para sobrevivir y florecer en los entornos en los que vive. Es increíblemente resiliente (bien adaptado para sobrevivir cualquier tormenta venidera, por muy perfecta que sea).

Lecturas relacionadas con el artículo

Agradecimientos

  • Gracias a Jannik y a Raph por sus comentarios en los primeros borradores de este artículo.

Articulo escrito por dergigi y publicado bajo la licencia CC BY-SA 4.0

Traducido por: @drjonesklaus

Narrado por Bitcoinfreiheit.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este Articulo!!!

Si encuentras valor en el articulo, compartelo con tus amigos.