63. El Legendario Tesoro de Satoshi Nakamoto [Tomer Strolight]

Lecturas de Bitcoin
Lecturas de Bitcoin
63. El Legendario Tesoro de Satoshi Nakamoto [Tomer Strolight]
/

Prologo: Bitcoin es un Despertamiento Espiritual

En general, el dinero no se considera que tenga nada que ver con los viajes al reino espiritual. se cree que pertenece al mundo material: puede comprar ciertas cosas. Pero no puede comprar la amistad, el amor, la inteligencia o las respuestas a preguntas profundas y eternas sobre los misterios del universo. De hecho, se acusa al dinero de alejar a la gente de estos.

Esto, sin embargo, nos lleva al curioso mundo de Bitcoin.

En 2009, fue creado y lanzando al mundo una nueva forma de dinero. Se llamo Bitcoin. Se convirtió en el activo más rápido del mundo en alcanzar una valoración de un billón de dólares. Atrajo la atención de todo el mundo financiero. Impresionante, pero no espiritual.

Aparte de eso, sin embargo, de una forma bastante inesperada, muchas personas que estudian Bitcoin descubren que despierta dentro de ellos viajes espirituales que cambia sus vidas. Cuando tan pocas cosas en este mundo inspiran tales experiencias, incluso las muchas cosas que prometen hacerlo, ¿por qué Bitcoin hace esto sin siquiera hacer tales promesas?

Nuestra búsqueda por la respuesta comienza al principio de la historia de Bitcoin. Una historia como ninguna otra.

Parte 1: La misteriosa aparición (y desaparición) de Satoshi Nakamoto

Una figura misteriosa entra en escena

Todo el mundo ama una buena historia de origen. Algunas son verdaderas, otras inventadas y otras una mezcla de las dos.

La verdadera historia del origen de la aparición de Bitcoin en el mundo es uno de los misterios más fascinantes jamás contados. Pero, todos estos eventos tuvieron lugar en el siglo XXI, una época en la que todo se puede registrar, recordar, investigar y verificar.

Esta historia va así:

Estamos en el año 2008. Una épica crisis financiera global amenaza con destruir toda la economía mundial. Los gobiernos y los bancos del mundo no pueden evitarlo. En el mejor de los casos, logran posponer las consecuencias, pero las empeoran en el proceso. La destrucción masiva se siente en el aire.

Contra este fondo, aparentemente de la nada, aparece una figura misteriosa.

Se hace llamar Satoshi Nakamoto.

Pero nunca vemos su rostro.

Y nunca escuchamos su voz.

Porque no hay un individuo real llamado Satoshi Nakamoto.

Satoshi Nakamoto es un disfraz, una identidad en línea.

La persona real detrás de esta identidad puede mantener su identidad real en secreto, al igual que los superhéroes en las peliculas.

Nadie pidió que apareciera ni que prestara ayuda. Nadie sabía que existía. Nadie sabe su verdadera identidad.

Sin embargo, de la nada, aparece. Y trae consigo un invento, al cual le llama Bitcoin.

Explica el funcionamiento de este invento en un documento breve y perfectamente escrito. En este artículo, también presenta una solución a un problema que matemáticos e informáticos afirmaban que era imposible de resolver. Habían probado que era imposible.

Y aun a pesar de la imposibilidad teórica de resolver este problema, Nakamoto proporciona una solución que funciona en la práctica. Y es una parte esencial de cómo funciona su invento.

La invención en sí funciona como una nueva forma de dinero, a diferencia de cualquier otro anterior, es un dinero intangible, pero incorruptible, gobernado por ninguna persona, institución, compañía o gobierno. Son reglas sin ningún gobernante.

Durante un par de años, el misterioso Satoshi mantiene el sistema, esparce la idea y encuentra voluntarios para ejecutarlo y modificarlo junto a él. Y luego, puf, en silencio, simplemente desaparece. Es una salida sin cohetes, ni siquiera un anuncio. Simplemente se va y por ultimo envía un ultimo correo electrónico a un desarrollador diciendo que se enfocara en otras cosas y que Bitcoin está en buenas manos. Nunca más se supo de él.

Y en una ráfaga de humo, desaparece.

¿Qué pasa con su invento? Abandonado por su creador, ¿valió madres?

¡Para nada! A pesar de no tener líder, empleados, financiación ni marketing, Bitcoin ruge y se propaga por todo el mundo.

No es una democracia. No es una corporación. No es una caridad. Sus reglas fundamentales no pueden ser alteradas. Es un invento diferente a todos los anteriores. Como tal, es indescriptible con las palabras existentes. Es necesario crear otras nuevas para intentar explicarlo.

Y su creación en sí es difícil de describir. Nadie puede explicar cómo en un solo acto Satoshi pudo abordar simultáneamente el problema matemático imposible y construir un sistema que pudiera funcionar solo sin requerir mantenimiento. Bitcoin puede y, de hecho, se ejecuta solo. Además, el sistema es accesible para todos los seres humanos del mundo: nadie necesita pasar por un proceso de registro para usarlo y nadie puede impedir que otros lo usen. Y el sistema en sí no se puede detener, incluso los gobiernos más poderosos del mundo son impotentes para detenerlo. Es un sistema diseñado para durar esencialmente para siempre. Su diseño puede funcionar durante miles de millones de años sin quedarse sin espacio de almacenamiento ni agotar ID’s, ni siquiera requiere una significativa actualización. Su funcionamiento continuo se basa únicamente en las leyes eternas e inmutables de las matemáticas y física.

Bitcoin hace tantas cosas que ningún otro invento podría hacer. «¿Cómo le hizo Satoshi?» la gente se pregunta. Pero, debido a que desapareció, nadie puede preguntarle cómo le hizo.

Al desaparecer, Satoshi se llevo consigo los secretos. Pero deja atrás, abandonados, aproximadamente un millón de bitcoins que él mismo ganó en los primeros días, mucho antes de que las monedas valieran algo para los demás.

No podemos preguntarle por qué inventó Bitcoin, cómo permaneció oculto, por qué desapareció, cómo se le ocurrieron estas ideas o dónde encontró la fuerza para permanecer oculto después de su desaparición, ya sea en momentos en que Bitcoin estaba siendo atacado y parecía que necesitaba de su ayuda, o cuando su millón de monedas alcanzó un valor de mil millones de dólares, y luego diez mil millones de dólares.

Solo podemos preguntarnos a nosotros mismos sobre Satoshi: ¿Qué tipo de persona era este misterioso creador de Bitcoin que resolvió un problema que se creía imposible de resolver, que mantuvo su identidad oculta a todas las personas y agencias del mundo, que construyó un imparable y indestructible sistema, y que desapareció misteriosamente y le dio la espalda a la enorme fama, poder y fortuna, las recompensas tan a menudo buscadas por tantos.

Hay más preguntas sobre la historia de Bitcoin que simplemente las de Satoshi. En nuestro mundo moderno nos han educado para creer que las naciones y las grandes corporaciones son las entidades más poderosas del mundo. Sin embargo, aunque muchos de ellos se han opuesto a Bitcoin, buscando prohibirlo, destruirlo, tomar el control o competir con él, ninguno ha logrado hacerlo. ¿Cómo sobrevive Bitcoin a pesar de tener tantos poderosos enemigos? ¿Por qué son sus enemigos? ¿Por qué algunos han dado un giro de 180° para convertirse en sus aliados? ¿Por qué tanta gente cree que Bitcoin es la solución a muchos de los problemas del mundo?

Cuando escuchamos esta historia, debemos recordar que no es una historia distorsionada por miles de años de historia, o por cambios en los idiomas, o por la falta de evidencia física que la respalde, o por cualquiera de los otros obstáculos que sufren los mitos.

Sucedió. ¡Y de hecho continúa ocurriendo delante de nuestros propios ojos!

Ya hay muchos capítulos emocionantes en la corta historia de Bitcoin. Piensa en los episodios en los que naciones como China, Turquía e India lo prohibieron. O cuando en Estados Unidos, poderosos políticos buscan prohibirlo. Están los intentos de los líderes de las instituciones financieras de usar su autoridad e influencia para dañar y desacreditar a Bitcoin. Y aun así Bitcoin sobrevive a todos estos ataques. Se hace más fuerte con ellos.

Las batallas no terminan ahí. Los jefes de los bancos más grandes del mundo toman nota de Bitcoin. Se ríen de el al principio. Luego lo antagonizan. Luego dan la bienvenida a lo que creen que es su subyacente tecnología. Lentamente, comienzan a aceptarlo, pero siguen siendo cautelosos.

Grandes corporaciones como Facebook intentan crear sustitutos, reuniendo sus enormes audiencias, reservas de capital y reputación. Terminan fallando.

Los empresarios y muchos charlatanes que fingen ser empresarios intentan construir imitaciones. Obtienen el respaldo de grandes venture capitals. Gastan cientos de millones para comercializar sus alternativas. Pero estos van y vienen como las estaciones. Bitcoin a menudo es imitado y atacado, pero nunca duplicado o destruido.

Si no fuera por el hecho de que la historia del origen de Bitcoin está completamente documentada y puede ser comprobada de manera exacta, los críticos podrían descartar fácilmente esta historia como un mito sin fundamento debido a la cantidad de ataques que, según el informe, Bitcoin ha sobrevivido.

La historia despierta el espíritu humano

Nuestro espíritu despierta de un montón de falsas creencias

Lo que hace que esto sea tan extraordinario es que esta historia que va en contra de muchas creencias ampliamente difundidas:

Esta historia desmiente la creencia de que no podemos resolver problemas que los expertos, científicos y matemáticos afirman que no tienen solución.

Borra la creencia de que una persona no puede mantener su privacidad o guardar secretos.

Elimina la creencia de que solo la fama, la fortuna o el poder motivan a las personas.

E invalida las creencias de que las naciones y las corporaciones son todopoderosas.

¡Todas estas creencias son, por esta sola historia, completamente destrozadas! ¡Nos damos cuenta de que son estas viejas creencias que teníamos las que resultaron ser los mitos!

Esta historia del origen de Bitcoin destruye creencias tan extendidas en nuestra cultura actual que muchos consideran que no creer en alguna de ellas es una señal de locura o, al menos, una señal de ser irremediablemente irreal.

Después de todo, si no estás de acuerdo con que la gente se mueve por la codicia, ya sea por el poder, el dinero o la fama, se te considera tan tontamente ingenuo que debes ser pendejo.

Si crees que puedes crear algo que valga cientos de miles de millones de dólares y que los gobiernos y ejércitos mas poderosos no podrían detener, te etiquetarían de delirante.

Si afirmas que puedes hacer esto mientras te dejan completamente en paz, lejos de los ojos de los medios de comunicación, agencias de investigación y muchos otros, la mayoría diría que ignoras por completo la realidad.

Y aun así, Satoshi demostró que todas estas cosas eran realmente posibles. La verdad de esta historia nos obliga a aceptar que fueron nuestras creencias las que eran falsas, y que ideas como estas no son de hecho falsas ni locas, ¡sino verdaderas y alcanzables!

¿Qué hacemos entonces?

Destruyendo viejas creencias para dar paso a nuevas

Se dice que la naturaleza aborrece el vacío. Cuando algo desaparece, debe ser reemplazado por algo nuevo.

Esta destrucción de viejas creencias es la entrada a una nueva visión del mundo. Ver que nuestras creencias anteriores eran falsas significa que debemos borrarlas de nuestro sistema. Pero no podemos dejar el espacio en blanco y vacío en nuestras mentes, en donde una vez estuvieron. Necesitamos reemplazarlas. La narración de la historia de Bitcoin, al romper viejas creencias, revela la entrada a un nuevo mundo de creencias que reemplaza a las viejas y cínicas que ya borró. Aún más importante, nos lleva a preguntarnos cuáles son las implicaciones de esas nuevas creencias.

Surgen nuevas preguntas como:

Dado que las proclamaciones de los expertos pueden ser falsas, ¿cuáles son verdaderas?

¿Debo esforzarme por mantener mi propia privacidad?

¿Puedo yo también evitar ser controlado por corporaciones y gobiernos?

¿Cuáles son las cosas que valoro más que el dinero, el poder y la fama?

Como puede ser obvio en retrospectiva, la mejor manera de iniciar un nuevo viaje espiritual es borrar las viejas creencias que ya no le alimentan el espíritu a uno, que tal vez nunca lo hicieron. Y dado que esto es lo que realmente hace la verdadera historia de Bitcoin, no es sorpresa que los que la escuchan se terminan embarcando en un viaje espiritual, y que implica hacerse preguntas como: «¿Dónde descansa realmente el poder?»; “¿Qué más he creído que resulta ser falso?”; “¿Qué podría llegar a lograr que había pensado que era imposible”; “¿Qué cosas otros han logrado que nos han dicho que eran imposibles?”’; “¿Qué podría SER realmente posible?!?!?!”; «¡¿Cómo podría ser diferente el mundo si hacemos estas cosas?!?!»

Entrar en este “agujero de conejo”, como se le llama, ahora libre de esas restrictivas creencias y suposiciones es el momento del despertar espiritual para muchos. La historia de Satoshi, al ser una historia real de esperanza en lugar de una mera ficción, libra a muchas personas de la idea de que la esperanza es solo una ilusión limitada al ámbito de la ficción. ¡Muestra de manera efectiva y demostrable que se pueden lograr hazañas extraordinarias, incluso por un solo individuo!

Armado con esta creencia, que dice que muchas mas cosas son posibles de las que se pensaba anteriormente, ¡se enciende el incentivo para soñar y esperar, y para trabajar para hacer que esas esperanzas y sueños se hagan realidad!

Parte 2: El viaje espiritual comienza con una purificación.

La eliminación de contaminantes permite la exploración de lo que es puro

Explorar Bitcoin requiere hacer una pregunta que suena simple pero que resulta ser muy difícil de responder. Esa simple pregunta es «¿Qué es exactamente el dinero?»

¿Por qué debemos hacer esta pregunta?

Resulta que otra cosa que muchos de nosotros dábamos por sentado como creencia era que el dinero es algo que los gobiernos de nuestras naciones dicen que es dinero.

Pero Bitcoin aparece y dice “No, esto no es cierto. Otra cosa es dinero. Yo, Bitcoin, proclamo ser dinero. Afirmo que lo que crees que es dinero, en realidad, no es dinero. Afirmo que simplemente pretende ser dinero. Afirmo que su pretensión es la causa de muchos de los problemas de la sociedad. Afirmo que puedo solucionar esos problemas.»

Si nuestras otras creencias no se hubieran despedazado por la historia de la creación de Bitcoin, simplemente le diríamos a Bitcoin «¡Vete y llévate tus locas afirmaciones!» Pero, en cambio, ahora tenemos curiosidad por comprender qué hay en el corazón de esta afirmación. Y a medida que tiramos del hilo de esa pregunta, muchas cosas se desmoronan muy rápidamente.

Una cosa que está clara sobre Bitcoin es que afirma ser dinero que NO es emitido y NO es controlado por nuestros gobiernos.

Anteriormente, creíamos principalmente que el dinero tenía que ser emitido y controlado por los gobiernos. Ha sido así para todos nosotros, durante toda nuestra vida. Pero Bitcoin no se contiene y declara que los gobiernos NO son una parte esencial del dinero. También afirma ser dinero que NO es emitido ni controlado por nadie. Ningún banco lo emite ni lo controla, ni reguladores, ni corporaciones, ni líderes carismáticos, nadie.

Bitcoin nos pide que separemos la idea de dinero de las instituciones y personas que han venido a controlar el dinero. En el mundo de hoy, estas resultan ser gobiernos, bancos centrales, expertos financieros, poderosas corporaciones multinacionales, militares y otras instituciones enormemente poderosas.

Bitcoin, si es dinero, es dinero que esta separado de todo control humano.

Bitcoin nos permite, por primera vez en nuestras vidas, ver la idea del dinero puramente como dinero, separado de cualquier influencia y control. Elimina las contaminantes influencias externas y distorsionadas sobre lo que el dinero realmente es. Nos permite mirar solo el dinero, y de forma aislada, en su forma más pura: dinero puro. Esto es cierto ya sea que creamos o aceptemos o no que Bitcoin es dinero puro, porque con solo hacer esta afirmación, Bitcoin nos hace preguntarnos «¿qué es el dinero puro cuando se separa de la influencia controladora de otros?»

Algunos de nosotros descubrimos que el dinero en si, que previamente pensábamos como parte integral de un sistema corrompido por muchas formas de maldad, codicia, injusticia e inigualdad, resulta no tener nada que ver con esas cosas. Encontramos que el dinero es bueno y que es solo una víctima de ese corrupto sistema tanto como nosotros.

Aprendemos que el dinero puro es simplemente una forma de tratarnos pacíficamente entre nosotros a través de un mutuo acuerdo. Simplemente nos permite intercambiar algo que tenemos, como nuestras posesiones, nuestras habilidades o nuestro tiempo, con otras personas, a cambio de algo que ellos tienen: dinero. Y que luego podamos usar ese dinero para cambiarlo por algo que otra persona tiene (sus posesiones, sus habilidades, su tiempo) sin coercion, sin violencia, sin mentiras, sin que alguien más tome una parte, sin que alguien más nos diga si esta permitido.

El dinero puro facilita el intercambio pacífico entre personas libres.

Esta es una visión poderosa en sí misma. Pero también nos abre a un paso más en nuestro viaje espiritual: explorar otras cosas en su forma más pura.

Pureza

Ver que ese algo, el dinero, que pensábamos que era una parte necesaria de una institución malvada, culpable o imperfecta, resultó ser inocente y bueno cuando se le despojó de contaminantes, hace que muchos de nosotros nos preguntemos si lo mismo podría ser cierto con otras cosas, especialmente otras cosas que están estrechamente envueltas en instituciones complicadas con dudosos motivos.

Somos libres de preguntar «¿Qué pasa si separo alguna otra idea de las instituciones que ahora la controlan?»; “¿Qué es la educación además del sistema escolar y las instituciones que otorgan títulos?”; “¿Qué es la salud además del establecimiento médico y la industria farmacéutica?”; “¿Qué es la moralidad cuando se la despoja de las autoridades que tienen un monopolio sobre ella?” y para algunos, o tal vez muchos, “¿Qué es la espiritualidad, la religión o Dios, cuando se les aparta de las instituciones que afirman hablar en su nombre?”

Y a medida que comenzamos a explorar esas preguntas, resulta que para muchos de nosotros la fuente de gran parte de nuestras preocupaciones, nuestra ira, nuestro odio o nuestras frustraciones con estos y otros temas no está realmente relacionada con la idea central o pura. En cambio, son las instituciones envueltas en la idea las que la han contaminado. Entonces, para aquellos de nosotros que rechazamos el ámbito moral, espiritual y religioso debido a nuestra aversión o desconfianza hacia sus instituciones terrenales, Bitcoin ahora nos brinda un template para preguntarnos y aprender sobre esa idea en su forma mas pura, libre de todos los contaminantes.

Y si lo hacemos, entonces comienza otro viaje, o varios, enmarcados de manera similar a nuestra primera pregunta que Bitcoin nos hizo hacer: «¿Qué es el dinero exactamente»? Ahora nos preguntamos «¿qué es el aprendizaje realmente? ¿Qué es estar sano realmente? ¿Qué son realmente el propósito, la moralidad y el espíritu?

¿No es increíble que al hacer la simple pregunta «¿Qué es el dinero exactamente?» comienza, para muchos, un viaje cuyo camino podría llevar a hacerte una pregunta como “¿Qué es Dios en realidad?” – y luego tomar ese camino?

Parte 3: Bitcoin es dinero espiritual; despertando el espíritu de la libertad

La libertad, para ser apreciada, debe ser ejercida

Bitcoin es completamente digital. Es intangible. Es inmaterial. Lo no material es lo espiritual. Con esto uno puede deducir que Bitcoin es una forma espiritual de dinero.

Aunque Bitcoin requiere cosas que provienen del mundo no espiritual, como todas esas matemáticas, física y programación que necesita. Y también requiere llegar a una conclusión que dice: «Esto es lo que personalmente creo que el dinero bueno y puro realmente es, y que, por lo tanto, usaré como dinero».

Hay muchas implicaciones que conlleva llegar a esta conclusión: implicaciones espirituales.

Primero, uno debe aceptar que una cosa intangible es, sin importar que, real. Gran parte del rechazo de muchas personas a la idea de que el reino «espiritual» es real se reduce a su inmaterialidad. Y refuerzan su creencia con el siguiente argumento: «Si no puedo tocarlo, no es real, o al menos no es tan real como algo que si puedo tocar». Mucha gente incluso cree que lo intangible es solo una ilusión. Algunos van tan lejos como para afirmar que su conciencia y su libre albedrío son solo ilusiones. No puedes tocar la conciencia o el libre albedrío, argumentan, por lo que deben ser solo ilusiones creadas por esas cosas que si puedes tocar.

Sin embargo, si estas creyendo en Bitcoin, ¡seguramente has empezado a creer que el dinero que no se puede tocar es más real que cualquier otro que si se puede tocar! Y una vez más, tienes un modelo para volver a examinar tus creencias pasadas sobre la realidad y la pureza de las cosas que no se pueden tocar.

Pero es más que simplemente su intangibilidad lo que hace que elegir Bitcoin sea una elección que requiera aceptar ideas inmateriales como reales e importantes.

Esta creencia de que Bitcoin es puro tiene otra implicación muy importante: tomar la decisión de usar lo que crees que es puro. Esto también es una decisión espiritual. ¿Por qué elegir usar dinero puro? ¿Qué tiene de especial la pureza? ¿Por qué no mezclar algo más? Ya que al final, tenemos un sistema de dinero que ya tiene gobierno, bancos centrales y todas esas otras cosas mezcladas. ¿Por qué elegir la pureza? La respuesta no es tan clara. Para llegar a elegir un dinero puro frente a uno que viene premezclado con otras cosas, hay que sostener que la pureza es bondad. O, al menos, hay que sostener que la pureza permite que la bondad florezca.

Podemos explorar esta idea rápidamente con una analogia con comida. Imagina un banano puro y maduro. Un banano puro se puede utilizar de muchas maneras. Se puede comer solo así, mezclarlo en un batido, hornearlo en pan de plátano, hacerlo frito, agregarlo a un banana split o pegarlo a la pared y venderlo como arte. Pero una vez que se convierte en otra cosa, el banano se compromete a un estado distinto al de pura bananes, lo que limita sus posibles usos. Por lo tanto, un banano puro puede ser utilizado por más personas para más cosas que un batido de banano y fresa.

Y es específicamente el hecho de que NO limita el como puedes usar el dinero lo que hace que los bitcoiners crean que Bitcoin, dinero puro, es mejor que el dinero adulterado. Esto significa que los bitcoiners creen que la libertad de elegir qué hacer con el dinero es buena. Los bitcoiners han hecho un juicio moral sobre lo que la libertad es, y tienen una idea de lo que eso significa. Significa ser capaz de tomar decisiones personales. La libertad es, por supuesto, otra idea espiritual. La libertad no se puede tocar. Sin embargo, si valoras el dinero puro, valoras el dinero cuyo uso mismo es el ejercicio de la libertad.

Parte 4: Los Valores y morales de un bitcoiner

Mira dentro de ti: ¿Qué consideras bueno? ¿Y por qué?

Un viaje espiritual casi siempre resulta en hacer la pregunta «¿Cuáles son los asuntos más importantes?» Esa pregunta muchas veces redirige nuestra atención a los morales y valores.

Una acción moral es algo que alguien considera un comportamiento aceptable. Una acción inmoral es inaceptable. Un valor, por otro lado, es algo que alguien valora o aprecia. Si no te gustan los bananos, no los valoras, pero probablemente no los considerarías inmorales. Pero, podrías considerar como inmoral cuando alguien va al supermercado y comienza a aplastar todos los bananos, incluso si tu ni siquiera valoras los bananos.

Ir hacia el camino de Bitcoin hace que uno a lo largo del camino se pregunte muchas veces: «¿Ofrece Bitcoin algo que valoro o encuentro moral?» Hace que uno mire a su a propio espíritu para verificar que es lo que uno encuentra moral y valioso.

Vale la pena resaltar que Bitcoin no dice «Elígeme, porque soy bueno». Simplemente dice: “Aquí estoy, tal como soy. Júzgame tu mismo. Elige por ti mismo. Si me juzgas bien, úsame. Si no, no lo hagas”. No usas Bitcoin porque alguien te obligó, o porque Bitcoin te obligó. Lo usas porque tú, basado en tus valores y tu moral, eliges usarlo.

Exploremos un poco mas lo que esto significa. Una de las primeras lecciones con las que uno se encuentra en el camino del aprendizaje de Bitcoin es darse cuenta de que nadie puede cambiar ciertas cosas sobre Bitcoin, esto significa que nunca en el futuro se tomarán ciertas acciones, incluidas las acciones que se toman todo el tiempo en nuestro sistema monetario actual. Un ejemplo de tal acción sería que alguna autoridad imprimiera más dinero en una emergencia en un intento de solucionar una crisis económica.

Cuando se llega a esta realidad sobre Bitcoin (que no se puede cambiar), un estudiante de Bitcoin debe preguntarse a si mismo: «Okey, ¿es esto bueno o malo? ¿O tal vez no es bueno o malo, sino solo una elección de valor, como elegir que te gusten los bananos o no?” Por lo tanto, vemos que es imposible evaluar Bitcoin y llegar a un juicio al respecto sin ponerlo a través de la lente de los valores y moral. No se puede evadir esta pregunta y elegir Bitcoin sin considerar este hecho.

Muchas personas, cuando llegan a esta pregunta, empiezan a hacérsela a muchas otras personas, para ver qué piensan y por qué. Comienza un nuevo diálogo sobre lo que es valioso y moral. Estas discusiones representan reexaminaciones (o, en algunos casos, examinaciones por primera vez) de lo que cada uno considera moral y valioso. Así que estudiar Bitcoin resulta no ser un mero estudio de la naturaleza del dinero, de la economía, de las matemáticas o de las computadoras. Resulta ser un estudio de los propios valores y morales que uno tiene, y que son los valores y morales sino partes profundas del alma. ¡Guau!

Sí, estudiar Bitcoin no solo inicia un viaje espiritual que involucra el estudio de la pureza y la bondad del dinero, o la pureza y la bondad de la educación, la salud u otros servicios públicos. Sino que también es un viaje para explorar lo que yace en tus propias evaluaciones de lo que es bueno y valioso, de acuerdo con tu propia alma.

Algunas personas pueden, después de estudiarlo, rechazar Bitcoin. Si lo rechazan, no será porque las matemáticas o la programación no cuadren. Sino, será porque miraron dentro de su propio espíritu y consideraron inmorales o sin valor las ofertas que ofrece Bitcoin. Y, de hecho, esa es la afirmación que hacen algunas personas.

Sin embargo, si aceptas a Bitcoin, probablemente no lo haces porque las matemáticas y la programación cuadren. No conozco a un solo bitcoiner que ponga el limite aquí. Si eliges Bitcoin, lo habrás elegido porque decidiste que lo que Bitcoin ofrecía era algo moral y valioso que nada más ofrecía. ¿Por qué podrías considerarlo bueno? ¿Talvez es porque no puede ser robado? “Bueno”, en este caso, es un juicio moral. Es porque aceptas espiritualmente que robar es malo.

Bitcoin te pide que descubras tu moralidad por ti mismo, en vez de decirte lo que es moral y lo que no.

Parte 5: El Tesoro legendario de Satoshi Nakamoto

Satoshi dejó atrás la montaña de bitcoins más grande del mundo. ¿Que es lo que representan?

Hay muchos otros aspectos del estudio de Bitcoin que dirigen a sus estudiantes a consideraciones espirituales, preguntas, discusiones y, a menudo, incluso respuestas, pero no exploraremos todos, ya que nuestro tiempo aquí casi ha terminado.

Pero los dejo con una nueva interpretación del increíble mito de Satoshi Nakamoto que pueden ahora apreciar.

Satoshi le dio a la Tierra Bitcoin. Lo cuido hasta que ya no necesitó un padre o líder, y luego lo liberó cuando desapareció para siempre. Cuando lo hizo, dejó atrás un tesoro de aproximadamente un millón de bitcoins. Los dejó a simple vista. Todo el mundo puede verlos. Cada bitcoin es visible para todo el mundo que miran el registro público, mas conocido como blockchain. El valor de estas monedas crece colosalmente a medida que el valor de Bitcoin también crece. Es la montaña de bitcoins más grande del mundo perteneciente a una sola entidad y es casi seguro que seguirá siendo la más grande para siempre. Si Bitcoin se convierte en todo el dinero existente del mundo, será la montaña de dinero más grande del mundo. Sin embargo, nadie puede tomar una sola moneda. ¡Está a la vista pero es intocable!

Puedes imaginarte entonces la lujuria y la codicia que este montón de dinero, dejado a plena vista, incitará en aquellos que anhelan la riqueza, la fama o el poder. Los volverá locos de lujuria y codicia. Pasarán muchas horas, días o incluso años tratando de descubrir cómo poner sus manos en una parte o incluso en todas las monedas.

Es una sirena anunciando a todo volumen a aquellos con hambre de poder: «Aquí yace el tesoro legendario de Satoshi, tómalo, si puedes».

Pero, a medida que esta fortuna crezca, servirá como ejemplo para toda la humanidad de que el dinero puro solo pertenece a aquel que se lo gano. Y el dinero puro le da al dueño la libertad de hacer lo que quiera con él.

Y esta montaña es el dinero de Satoshi. Y lo que Satoshi eligió hacer con el no fue comprar nada material. No elegio usarlo para volverse famoso para que todo mundo le dijera lo bueno que es. No eligió usarlo para convertirse en un hombre poderoso mundialmente para influir en las políticas que afectan la vida de los demás.

En cambio, eligió usar este dinero para otro propósito. Eligió convertirlo en un monumento eterno dedicado al espíritu humano. Permanece allí, por la eternidad, para demostrar que una persona puede lograr muchas cosas que otros han dicho ser imposibles. Permanece allí, por la eternidad, para mostrar que una persona puede hacerle frente a creencias ampliamente difundidas y demostrar que son falsas. Atestigua que una persona puede iniciar un movimiento que cuestiona la necesidad, la validez y la autoridad de las entidades más poderosas del mundo. Permanece allí, por la eternidad, para mostrar que una persona puede llegar a sacrificar la riqueza, el poder y la fama para crear y hacer lo que es moralmente bueno. Permanece allí, por la eternidad, para decir: «La humanidad puede hacer buenas acciones que duran para siempre».

A medida que Bitcoin crece, este será un tesoro que todos en el mundo verán algún día en su vida. Este tesoro los guiara a estudiar Bitcoin, quizás solo porque les estimula un deseo en su interior de codicia en busca de riqueza fácil y les hara sentir curiosidad acerca de como podrían robar una parte de este tesoro. Y cuando este tesoro redirija su atención al estudio de Bitcoin, encenderá en muchos de ellos su propio viaje espiritual.

Ellos también se preguntarán “¿Qué es el dinero exactamente”; “¿Qué es el dinero puro exactamente”; “¿Qué es exactamente la educación pura, la salud, la moralidad y más?”

Y también se preguntarán “¿Quién soy yo? ¿Qué soy exactamente? ¿Qué es el puro yo? ¿Qué hago con mi tiempo y mi energía?”

Este tesoro los enviará en un viaje que los llevará a conocer verdaderamente, por sí solos, qué es lo que personalmente juzgan como valioso, qué juzgan como bueno y qué eligen hacer con su vida, porque los llevara mas de cerca a saber quienes, puramente, son.

Y así, la lección que cualquiera debería de aprender al mirar las monedas de Satoshi, ya sea con mera curiosidad, codicia o asombro, es esta en realidad:

“No pierdas tu tiempo tratando de obtener esta montaña de monedas, porque si lo haces perderás tu precioso tiempo en esta Tierra. Este dinero no es tuyo y no pertenece al puro tú. Este dinero NO es, de hecho, el verdadero tesoro de Satoshi Nakamoto. Este es simplemente un monumento incorruptible que rinde homenaje al verdadero tesoro. El verdadero tesoro legendario de Satoshi Nakamoto está disponible para ti. Y está disponible para todos. Está disponible sin costo monetario. El verdadero Tesoro Legendario de Satoshi Nakamoto son los descubrimientos a los que llegarás en tu viaje espiritual personal para descubrir qué es verdadero, puro, quién eres y qué harás con tu precioso tiempo porque lo juzgas como valioso y bueno. El tesoro es descubrir el incalculable tesoro que es el puro, autentico, incontaminado, TU. Un tesoro mucho mas raro y precioso que cualquier otro que jamás existirá».

El Verdadero Tesoro

FIN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este Articulo!!!

Si encuentras valor en el articulo, compartelo con tus amigos.