46. La Libertad Del Valor [P.1] {Dergigi}

Lecturas de Bitcoin
Lecturas de Bitcoin
46. La Libertad Del Valor [P.1] {Dergigi}
/

Cómo el valor por valor corrige la monetización de la información.

la libertad del valor


El internet tiene un problema. Pocas personas saben que este problema existe, pero bueno, esa es la naturaleza de los problemas serios y no obvios: son invisibles hasta que no lo son. El problema del Internet es que la información quiere ser gratuita. Y si algo quiere ser libre como en libertad, si se le da el tiempo suficiente, también será gratis como en la cerveza.

Dejame explicar.

1. Envenenando el aire

Consumimos cantidades incalculables de datos todos los días. Cada segundo de cada minuto, bits y bytes fluyen a través de la serie de tubos que todos conocemos y amamos: Internet. Lo damos por sentado, y la mayoría de nosotros damos por sentado el modelo de monetización actual, así como todos los males que lo acompañan. Rara vez nos detenemos a pensar en el extraño mundo de bits y bytes. Qué maravilloso es todo, pero también qué extraño. Cómo ya ha transformado nuestras vidas y cómo continuará transformando nuestro futuro. ¿De dónde vienen los ceros y unos? ¿Qué hace que todo funcione? Y, lo más importante: ¿quién lo paga?

Los bits y bytes que atraviesan nuestros cables de fibra óptica son tan invisibles como el aire que respiramos. Esa no es una metáfora terrible, ahora que lo pienso. Mientras no tengamos problemas para respirar, no necesitamos detenernos e inspeccionar cada molécula que inhalamos. Del mismo modo, siempre que no tengamos demasiados problemas para crear y consumir contenido digital, no necesitamos detenernos e inspeccionar todas las partes que hacen que funcione nuestra economía de atención.

Economía de atención. Qué descripción más adecuada. Como todos deberíamos saber a estas alturas, las cosas que consumimos no son gratuitas; lo estamos pagando caro: con nuestra atención, entre otras cosas.

2. Prestar atención

En el mundo de alta velocidad de hoy, para maximizar las ganancias, debes maximizar la atención. Pero es un tipo de atención peculiar y superficial. No es el tipo de atención enfocada que requeriría un pensamiento profundo y conversaciones significativas. Creo que esta es, al menos en parte, la razón por la que muchas cosas están tan rotas. Por qué nuestro discurso social está tan fragmentado, nuestra política tan polarizada, nosotros tan paralizados y nuestro análisis a menudo tan superficial como nuestros deseos.

La economía de atención nos ha segregado pulcramente en cámaras de eco de verdades personales. Irónicamente, la única verdad que vale la pena perseguir en la economía de la atención es cómo mantener a la máxima cantidad de personas indignados al máximo durante el máximo tiempo posible. Todo ello manteniendo a los participantes inconscientes de que están atrapados en una prisión algorítmica de su propia elección.

3. Tu eres el producto

El modismo “si algo es gratis, tú eres el producto” no puede repetirse con la suficiente frecuencia. Por una razón u otra, esperamos que la mayoría de las cosas sean “gratuitas” en línea. Por supuesto, no existe el almuerzo gratis. En el caso de los servicios en línea, tus datos se recopilan y venden al mejor postor, que suele ser una agencia de publicidad o gubernamental. O ambos.

No solo todas las empresas de “big data” te espían, sino que también utilizarán una multitud de patrones oscuros y prácticas poco éticas para exprimir hasta la última gota de datos de tus interacciones. No importa si es el Pixel de Facebook, Google Analytics o cualquier otra cosa. Estás siendo rastreado, vigilado y catalogado. Lo que ves, por cuánto tiempo, en qué momentos, con qué frecuencia y lo que verás a continuación está cuidadosamente orquestado por un algoritmo de maximización de ganancias. Ganancias para la plataforma, no para ti.

Por supuesto, la idea suele ser que todos se beneficien: usuarios, creadores, anunciantes y las plataformas por igual. Sin embargo, el entorno evolutivo que se establece mediante dichas estructuras de incentivos a menudo seleccionará fragmentos superficiales, llamativos y sensacionalistas. En el momento de escribir estas líneas, bloque 716.025, el epítome de dicho entorno es TikTok, una máquina de dopamina basada en video que te mostrará el equivalente cinematográfico de la heroína mezclada con cocaína crack. Drogas puras y duras para la mente, hechas a la medida de tus gustos particulares. Una aplicación verdaderamente maldita. Desafortunadamente, la mayoría de las plataformas de esta naturaleza son diferentes en grado, no en especie.

4. Opinión permitida

“No está tan mal”, nos decimos. “¡Mira toda la información útil!” exclamamos mientras nos desplazamos por nuestros feeds, alimentando inadvertidamente la máquina que nos está alimentando con dosis de dopamina a cambio.

Pero no se equivoquen: las empresas a cargo no están en el negocio de proporcionarnos información útil (o veraz). Están en el negocio de engañarnos para que alimentemos la máquina.

¿Cómo podría ser de otra manera? tu eres lo que rastreas y te convierte en lo que optimizas. Desde la perspectiva de la plataforma, se trata de clics, no de calidad. Al principio, maximizar los clics y el tiempo de visualización puede ser algo inofensivo. Después de todo, tienes que ganar dinero para sobrevivir. Es solo un anuncio. ¿Cuán malo puede ser?

Desafortunadamente, los problemas que vienen con todo esto son invisibles al principio. Así como el cáncer es invisible para el fumador que acaba de fumar su primer cigarrillo y la cirrosis hepática es invisible para el bebedor que acaba de tomar su primer trago, la degradación, la censura, la polarización y la manipulación de la opinión pública son invisibles para el prosumidor que acaba de ver su primer trago. Anuncio en un ecosistema de jardín amurallado. Probablemente podamos estar de acuerdo en que hemos pasado la primera entrada en lo que respecta a estos temas. La censura es la norma, se anima a la demolición, la polarización está en su punto más alto y la opinión pública se manipula manual y algorítmicamente como nunca antes.

El consenso es que eres demasiado estúpido para saber lo que es bueno para ti y tu opinión pública es demasiado escandalosa para ser expresada públicamente. Peor aún, no debería ser tu opinión en primer lugar. “Esta es la razón por la que te equivocas. Aquí hay una fuente que apunta a una opinión permitida. Aquí hay algunos expertos que están de acuerdo con nosotros. Nuestros algoritmos inteligentes y útiles pensaron todo por ti y nunca se equivocan. Tampoco los expertos.“

Este es el mundo en el que ya vivimos. No se te permite hablar libremente. No se te permite pensar libremente. No se te permite expresarte libremente. Tu imagen es ofensiva; por lo tanto, debe eliminarse. Tu meme está demasiado cerca de la verdad o es demasiado divertido como un criminal; por lo tanto, tenemos que meterte en la cárcel de Twitter durante una semana o dos. Estás diciendo algo con lo que no estamos de acuerdo; por lo tanto, tenemos que banearte de por vida, incluso si eres un presidente, eso sí. Has dicho la palabra incorrecta en un video o has reproducido una canción con copyright de fondo; por lo tanto, tenemos que quitarte tus ingresos. Has publicado una foto tuya sin máscarilla; por lo tanto, tendremos que banearte y reportarte con las autoridades.1

El hecho de que la oración anterior ya no sea puramente en el ámbito de la ciencia ficción distópica debería tener a todos preocupados. Baneado del ciberespacio por querer respirar libremente. Tiempos extraños.

5. Presión evolutiva

¿Cómo se llegó a esto? Si me viera obligado a dar una respuesta breve, daría lo siguiente: pasamos de los protocolos a las plataformas, y las plataformas son tan buenas como sus incentivos.

La estructura de incentivos de las plataformas que habitamos es el entorno evolutivo que dicta la supervivencia. Todo lo que quiera sobrevivir tiene que alinearse con él.

Por supuesto, esto es cierto en todas las áreas de negocio. Digamos revistas impresas, por ejemplo. Por razones evolutivas muy humanas, si tu revista no tiene un hermoso rostro femenino en la portada, no se comprará tanto como aquellas que lo tienen. Por lo tanto, no podrá replicarse y, en consecuencia, morirá. Del mismo modo, si tu medio de noticias en línea no genera suficientes ingresos publicitarios, no podrá replicarse y morirá. Es por eso que cada revista tiene un hermoso rostro femenino en la portada. Y esta es la razón por la que todos los medios de noticias en línea basados ​​en anuncios terminan convertirtiendose en clickbait.

Una de estas caras no es como la otra

De manera similar, esta es la razón por la cual los motores de recomendación basados en feeds se convierten en máquinas tragamonedas para tus receptores de dopamina. Cuanto más tiempo permanezcas pegado a tu pantalla, más anuncios verás y más ingresos se generarán para la plataforma. Esta es también la razón por la que la mayoría de los canales de YouTube se convierten en fragmentos de 7 a 15 minutos con miniaturas que representan la cara de alguien que acaba de pisar un Lego. Lo suficientemente corto como para convencerte de que lo veas, lo suficientemente largo como para hacerte olvidar qué video querías ver en primer lugar. Como ratas que presionan botones en cajas Skinner hiperpersonalizadas, estamos condicionados a ciclos de adicción para maximizar las ganancias de los accionistas.

6. Maximizando las ganancias

Las plataformas son empresas, y las empresas están incentivadas para maximizar las ganancias de los accionistas. No hay nada de malo con las ganancias y no hay nada de malo con los accionistas. Sin embargo, creo que la revolución de la información en la que nos encontramos ha dividido el panorama evolutivo en dos. Llamemos a estos paisajes “amplios” y “estrechos”.

Para maximizar las ganancias a través de anuncios amplios, deben minimizarse las controversias y las opiniones extremas. Por lo tanto, con solo atender al mínimo común denominador, la política y la censura entran inmediatamente en escena. Por el contrario, si los beneficios se obtienen a través de anuncios específicos y dirigidos, es necesario maximizar las controversias y las opiniones extremas. Por lo tanto, con solo mostrar diferentes piezas de información a diferentes subgrupos, la polarización y la fragmentación aumentan continuamente.

Cohesión convencional frente a división algorítmica.

Estos dos extremos son dos caras de la misma moneda. Puede parecer que se trata de televisión por cable frente a la transmisión de noticias algorítmica, pero en realidad son dos enfoques diferentes que persiguen el mismo objetivo: mantener a la mayor cantidad de personas pegadas a la pantalla, para que vean más anuncios. El primero es un sedante, el segundo un estimulante.

Por supuesto, la caracterización anterior puede ser una exageración, pero el problema persiste: si no estamos pagando por algo directamente, lo estaremos pagando indirectamente, de una forma u otra. Siempre.

El punto es el siguiente: las plataformas de libertad de expresión no pueden existir. Solo pueden existir protocolos de libertad de expresión. Si alguien puede controlar lo que se dice, alguien controlará lo que se dice. Si puede supervisar, filtrar y censurar el contenido, supervisará, filtrará y censurará el contenido.

Todas las plataformas se encontrarán con este problema, sin importar cuán prístinas sean sus intenciones. Incluso si se posiciona como una plataforma de libertad de expresión al principio, se verá obligada a intervenir y censurar a largo plazo. Después de todo, si el estado puede aplastarla por el contenido que aloja o transmite, el estado la aplastará por el contenido que hospeda o transmita.

7. Autocensura

Sin embargo, mucho antes de que la censura estatal asome su fea cabeza, se sentirá el efecto escalofriante de la autocensura. Si otros son destituidos y desmonetizados por expresar ciertas opiniones, la mayoría de la gente tendrá mucho cuidado de expresar dichas opiniones. Consciente e inconscientemente, nos silenciamos lentamente.

Cuando se trata de autocensura, los anuncios también tienen un papel que desempeñar.

Después de todo, no morderías la mano que te alimenta, ¿verdad? En el peor de los casos, los anunciantes y los ejecutivos te dirán lo que se puede decir y lo que está prohibido. Te dirán qué opiniones hay dentro de la ventana de Overton y cuáles están fuera de ella. Y si no lo hacen, harás una suposición fundamentada y ajustarás lo que digas en consecuencia.

8. Un problema y una paradoja

Volviendo al problema original: ¿por qué no podemos vender información como un bien común? ¿Por qué el enfoque simplista, poner contenido detrás de un muro de pago, produce tan malos resultados? Creo que hay dos razones, a las que llamaré el “problema MTX” y la “paradoja DRM”.

El problema MTX, siendo MTX la abreviatura de “transacción mental”, se refiere al problema de los costos de transacción mental irreductibles inherentes a cada transacción. Cada vez que accedes a un muro de pago, tienes que tomar una decisión consciente: “¿Quiero pagar por eso?”

Como Szabo argumenta de manera convincente, la mayoría de las veces, especialmente si el costo es mínimo, la respuesta será no. Esto no es por ninguna razón técnica, sino por razones psicológicas. Resulta que la molestia de averiguar si esta transacción vale la pena o no, un proceso que está sucediendo en tu cabeza, es simplemente demasiado. Si tienes que pensar en una microcompra, la posibilidad de que hagas dicha compra disminuye drásticamente. Es por eso que las tarifas planas y las suscripciones son los reyes: solo tienes que pensar en ellas una vez.

Para las micro transacciones más pequeñas, esto es incluso cierto desde un punto de vista estrictamente económico. Usando un salario por hora de $ 20 USD, pensar, “¿Esto vale 21 sats?” por dos segundos te costará un poco más de 1 ¢, que es más que el precio de la microtransacción en cuestión.2 Es inviable, tanto psicológica como económicamente. Este, en pocas palabras, es el problema del MTX.

Pero esto no es lo único que está afectando la monetización del contenido digital. Como se mencionó anteriormente, también existe la paradoja DRM.


DRM, abreviatura de “gestión de derechos digitales”, es un esfuerzo inútil que intenta evitar que la información sea copiada. No hace falta decir que la información que no se puede copiar es un oxímoron, pero, por desgracia, en la era de los NFT y muchas otras tonterías, me temo que esto debe explicarse explícitamente. Entonces, déjame explicártelo: no puedes crear información que no se pueda copiar. Punto. O, en palabras de Bruce Schneier: “tratar de hacer que los archivos digitales no se puedan copiar es como intentar que el agua no se moje”.

La naturaleza de la información es tal que, si se puede leer, también se puede copiar, con perfecta fidelidad. Ninguna cantidad de engaños o restricciones artificiales cambiarán este hecho. Es por eso que los artefactos digitales como películas y música siempre estarán disponibles de forma gratuita. Es trivial para alguien que tiene acceso a dichos artefactos copiar dicho artefacto, a un costo marginal cercano a cero, eso sí, y hacerlo accesible para otros. Por lo tanto, con suficiente tiempo y popularidad, cada película, cada canción y cada documento estarán disponibles para el público en general de forma gratuita. La naturaleza de la información no permite otro resultado. De ahí el dicho: la información quiere ser gratuita.

Aunque tratar de crear algo que no puede existir, información que no se puede copiar, es paradójico en sí mismo, esto no es lo que quiero decir con la paradoja del DRM. Lo que quiero decir es algo más divertido. De nuevo, es de naturaleza psicológica, no técnica. La paradoja es la siguiente: el contenido solo permanecerá detrás de un muro de pago si es una basura. Si es bueno, alguien lo hara gratis.

Todos sabemos esto. Si realmente vale la pena leer un artículo, alguien que esté detrás del muro de pago lo capturará y lo publicará en las redes sociales. Si vale la pena ver la película, estará disponible en varios sitios web que tienen barcos piratas como logotipos. Si vale la pena escuchar la canción, estará disponible en los sitios de transmisión de forma gratuita. Son solo los artículos terribles, las películas más oscuras y las canciones que te dan cancer de oídos los que permanecen bloqueados detrás de los muros de pago. Por lo tanto, la paradoja: el contenido solo permanecerá bloqueado detrás de los muros de pago si es malo. Si es bueno, será liberado.

Personalmente, creo que el problema del MTX es más importante que la paradoja del DRM. La solución tradicional al problema del MTX es el modelo de suscripción, al estilo de Netflix, Spotify, Amazon, etc. La paradoja del DRM aún permanece, pero resulta que esto no es un problema si haces que el acceso “legítimo” a la información sea lo suficientemente conveniente.

El costo de oportunidad de descargar, almacenar, mantener y guardar una colección privada de canciones es simplemente demasiado alto para la mayoría de las personas. La solución más conveniente es pagar la maldita suscripción de Spotify.

Dicho esto, ya podemos ver uno de los problemas inherentes al modelo de suscripción. El siguiente cómic lo describe bien:

La proliferación de plataformas de transmisión te obliga a obtener una suscripción a Netflix, una suscripción a Amazon Prime, una suscripción a Hulu, una suscripción a Disney Plus, una suscripción a YouTube Premium, etc. Y eso fue solo transmisión de video. El mismo zoológico de suscripción existe para la música, libros, juegos, boletines, publicaciones de blogs, etc.

¿Entonces, cuál es la solución?

9. Aceptar la naturaleza de la información

La solución comienza con la aceptación. Vender contenido digital de la forma tradicional y transaccional no funciona, o al menos no funciona muy bien. Una transacción que involucra una fotografía digital de una manzana es muy diferente a una transacción que involucra una manzana física.

George Bernard Shaw lo dijo mejor: “Si tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos estas manzanas, tú y yo todavía tendremos una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea, intercambiamos estas ideas, entonces cada uno de nosotros tendrá dos ideas.“

Dado que la información digital se comporta como una idea, no hay razón para hacerla artificialmente escasa. Esto no solo es cierto desde el punto de vista filosófico, sino también tecnico. Las computadoras son fotocopiadoras. Siempre lo han sido, siempre lo serán. La única forma de mover información de una máquina a otra es copiarla. Esto por sí solo debería hacer que la inutilidad de tratar la información como objetos físicos sea descaradamente obvia.

Cuando se trata de monetizar la información en la web abierta, tenemos que alinear nuestra forma de pensar con la naturaleza de la información. Como se describió anteriormente, la información no es escasa, se copia fácilmente, se modifica fácilmente y quiere ser libre.

Creo que el modelo de monetización correcto debe respetar estos valores y debe tener propiedades similares. Tiene que ser abierto, transparente, extensible y, por último, pero no menos importante, completamente voluntario.

Este modelo tiene un nombre: valor por valor.

10. Reviviendo la música callejera

La idea es simple pero suena radical: proporcionas tu contenido gratis, para todos, sin restricciones de acceso. Si las personas lo disfrutan, si las personas obtienen valor de ello, tu facilitas que las personas devuelvan el valor.

Puede sonar escandaloso hoy en día, pero este modelo ha funcionado durante miles de años. Es el modelo de los artistas callejeros, el modelo de los músicos callejeros, el modelo de la donación voluntaria. Sin embargo, en el ciberespacio, no nos encontramos con las limitaciones físicas del busking tradicional. El contenido digital se escala de una manera que las actuaciones en el espacio físico nunca lo harán.

El modelo de valor por valor da la vuelta al modelo de pago tradicional. Tradicionalmente, el disfrute sigue al pago. En el enfoque de valor por valor, el pago sigue al disfrute, de forma voluntaria.

Eres libre de escuchar al músico callejero y caminar, pero, y esto es algo que el público sabe intuitivamente, si quieres que la música continúe, debes tirar un par de monedas al sombrero.

Devuelve el valor a Gigi por escribir el artículo original

Una cosa hermosa de este modelo es que vuelve a alinear los incentivos. No estás intentando maximizar los clics, ni el tiempo de visualización, ni ninguna otra de las innumerables métricas. Quieres proporcionar valor a tu audiencia, y eso es todo. Y si tu audiencia obtuvo valor de eso, un cierto porcentaje lo devolverá. Todo lo que tienes que hacer es preguntar.

11. Una alternativa valiosa

Estamos en el comienzo de este cambio monumental. Mi esperanza es que el modelo de valor por valor continúe emergiendo como una alternativa viable, una alternativa a la publicidad, la censura, la desplantación y la desmonetización.

El modelo de valor por valor los elimina a “ellos” de la ecuación. Filtran, censuran, desmonetizan, desmontan. Ni siquiera importa quiénes son “ellos”. Si existe un “ellos”, encontrarán una manera de arruinarlo.

El valor por valor los elimina a “ellos” y te pone a ti a cargo. Eres el unico gobernante de tu reino, el único responsable de tus pensamientos y tu discurso. Si queremos tener liberación (y salvación) en el ciberespacio, necesitamos poner al individuo a cargo una vez más. Como siempre, la libertad y la independencia requieren responsabilidad.

En el mejor de los mundos, los creadores están incentivados a no hacer nada más que crear. Atendiendo solo a ellos mismos y a aquellos que estén interesados ​​en sus creaciones. Sin intermediarios. Directamente, de una persona a otra, valor por valor.

12. Lo que nos espera

Por supuesto, a partir de hoy, no es exactamente fácil manejar tu propia infraestructura. Es intimidante ejecutar tu propio nodo para recibir pagos de manera autónoma. Pero, no solo será más fácil, cada vez más, será necesario.

Además de hacerlo todo más fácil, debemos ser conscientes del problema MTX descrito anteriormente. Cada paso en que logres reducir los costos de transacción mental en el ecosistema de valor por valor es un paso en la dirección correcta.

La capacidad de valor de Podcasting 2.0 es ese paso. Permite y automatiza los pagos por minuto, sin ninguna interacción adicional requerida por el usuario. Una vez que la configures, tu billetera realizará los pagos automáticamente.

Creo que más iteraciones de esta idea se pueden integrar en todos los tipos de medios, ya sea audio, video, imágenes, la palabra escrita, etc. Creo que estamos cerca de la versión de protocolo de Patreon: todos los beneficios de reducir los costos de transacción mental a cero, sin la fricción y la censura inherentes a una solución basada en plataforma. Aún está por verse si vendrá en forma de pagos recurrentes BOLT12 o algo completamente diferente. Sin embargo, estoy seguro de que llegará a tiempo.

Conclusión

No solo nuestro dinero fiat está roto, sino que el modelo de monetización del Internet también está roto. Las plataformas basadas en publicidad de esta época se optimizan para el compromiso a través de la división y la polarización, utilizando patrones oscuros y adicción por diseño. No será fácil salir de los bucles de compulsión que están configurados para nosotros, pero gracias a la pila de tecnología auto-soberana que está emergiendo actualmente, existe una alternativa viable: el modelo de valor por valor.

El modelo de monetización “busking” ha funcionado durante muchos siglos en el pasado, y gracias a Bitcoin y la Lightning Network, estoy seguro de que funcionará durante siglos en el futuro. Estamos casi alli. Solo tenemos que averiguar cómo colocar el sombrero correctamente en el suelo y en dónde se realizarán los mejores conciertos de la ciudad, por así decirlo.

El valor por valor elimina la paradoja del DRM en su totalidad y, con la cantidad adecuada de automatización y valores predeterminados sensibles, también resolverá el problema del MTX. Si hacemos esto bien, podríamos ser capaces de liberarnos de la supervivencia evolutiva del entorno más rico de plataformas, permitiéndonos entrar en el reino cuasi-inmortal de los protocolos.

Hay mucho por explorar, muchas herramientas por construir y muchas nociones preconcebidas por hacer pedazos. Se está produciendo un cambio sísmico justo frente a nuestros ojos y estoy deseando montar las olas con todos ustedes. ¡Adelante!

Devuelve el valor a Tink por traducir el artículo al Español

Devuelve el valor a Arman el Parman por alojar el artículo traducido

Otras Lecturas escogidas por Gigi
Podcast Index y Podcasting 2.0

Cómo empezar: value4value.io


Otras lecturas

Micropagos y costos de transacción mental por Nick Szabo

La barrera de la contabilidad mental a los micropagos por Nick Szabo

Cómo las redes sociales piratean nuestros cerebros por el Center for Humane Technology

Bucle de compulsión, Wikipedia

DRM: defectuoso por diseño de la Free Software Foundation

Adicción por diseño de Natasha Dow Schüll

Imagen de portada original cc-by-sa Gonzalez85.


Notas

  1. El hecho de que haya decidido incluir la frase sobre máscarillas (y, de alguna manera, mi opinión al respecto) en este párrafo probablemente reducirá la audiencia potencial que compartirá esto de manera significativa. Si tuviera que optimizar para “la cantidad de personas que leerán esto,” eliminarlo sería la elección inteligente. La ironía no se pierde en mi. 
  2. Hora de Moscú 21:09 @ 716,411.

Este articulo fue escrito por dergigi y publicado bajo la licencia CC BY-SA 4.0.

Traducido al español por Tink

Narrado por Bitcoinfreiheit.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte este Articulo!!!

Si encuentras valor en el articulo, compartelo con tus amigos.