La Teoría de Pagos con Bitcoin [Parker Lewis]

En la actualidad, Bitcoin se utiliza principalmente como reserva de valor a largo plazo. Lo que yo propongo es que bitcoin pase de ser una reserva de valor excepcional (aunque volátil y un poco lento) a una moneda de uso cotidiano que facilite el comercio directo de bienes y servicios. Y que, en última instancia, prácticamente todos los bienes y servicios del mundo tendrán un precio en bitcoin y se negociarán en bitcoin. El objetivo final de Bitcoin es convertirse en un sistema de precios, y así es como veo el comienzo de la transición.

Mi teoría de los pagos con Bitcoin se puede resumir así:

-Alguien debe entender por qué bitcoin almacena valor para querer cobrar en él
-Recibir pagos en bitcoin es una decisión de balances al final del día.
-Los comerciantes impulsarán la transición hacia los pagos en bitcoin (por esta razón).
-Especialmente los comerciantes que entienden por qué bitcoin almacena valor.
-En última instancia, son los empresarios quienes deciden qué moneda aceptar.
-Gastar bitcoin puede ser tanto racional como irracional para los consumidores.
-Gastar bitcoin es racional si el comerciante valora y ahorra en bitcoin
-Aceptar pagos en bitcoin no significa no aceptar pagos en fiat
-La transición a los pagos será gradual, similar al ahorro en bitcoin

Endgame-Reserva de Valor a la Unidad de Contabilidad, Un Sistema de Precios

Hace unas semanas, en BitBlockBoom, hice una presentación en la que explicaba que el objetivo final de bitcoin es ser un sistema de precios. Con el tiempo, bitcoin pasará de ser una reserva de valor emergente y de nicho, que se intercambia principalmente por monedas fiat, a una moneda transaccional que facilitará el comercio directo de bienes y servicios. En última instancia, el precio de todos los bienes se denominará en bitcoin y el comercio se efectuará directamente en bitcoin, en lugar de a través de monedas fiat como intermediarios indirectos. Para ponernos rápidamente al día, la lógica es la siguiente.

Bitcoin almacena efectivamente valor a través del tiempo porque tiene una oferta fija. Hay dos principios económicos que creo que son ciertos (en un sentido objetivo). Ambos tendrían que ser aceptados como ciertos para que el resto de la lógica tenga sentido. En primer lugar, los sistemas económicos convergen en una única forma de dinero debido al problema intersubjetivo del comercio; es decir, yo debo tener la forma de dinero que tú estás dispuesto a aceptar para que comerciemos (y viceversa), lo que se extiende a la siguiente persona y a la siguiente y, en última instancia, a todos en el mundo. Y en segundo lugar, los sistemas económicos convergen de forma natural hacia la forma de dinero más escasa. La gente prefiere que se le pague en una forma de dinero que no pueda imprimirse -en lugar de en una forma de dinero que pueda imprimirse fácilmente- porque la primera almacenará más eficazmente el valor a traves de los intercambios (para más información sobre estos principios, descarga Bitcoin Obsoletes All Other Money).

En resumen, todo está ligado a la oferta fija de 21 millones de bitcoins. Si la oferta fija de bitcoin se cumple de forma creíble, entonces bitcoin se traduce en una forma de dinero que no puede imprimirse en absoluto (es decir, la forma más escasa de dinero). Si bitcoin almacena valor a lo largo del tiempo (debido a su oferta fija), la gente naturalmente querrá hacer negocios directamente a cambio de bitcoin. La gente exigirá que se le pague con la forma de dinero que mejor almacene el valor, en lugar de con formas de dinero inferiores, y una forma de dinero finitamente escasa almacenará el valor mejor que cualquier otra forma de dinero. Si bitcoin se utiliza para facilitar el comercio directo de bienes y servicios, con el tiempo ese comercio se denominará naturalmente en bitcoin. En definitiva, si bitcoin mantiene de forma creíble su oferta fija, no será sólo una reserva de valor, sino que se utilizará inevitablemente para facilitar directamente el comercio y se convertirá en la unidad de contabilidad.

Al final del día, esto significará que la comida en el supermercado, la gasolina en la gasolinera, las facturas de luz y agua, la sanidad, los bienes raíces, etc., todo se cotizará en alguna denominación de bitcoin y se pagará directamente en bitcoin. Pero, ¿cómo podría el mundo pasar lógicamente de la situación actual, con muy pocos pagos hechos en bitcoin, a esa situación final en la que prácticamente todo se denomina y negocia en bitcoin?

Orden de Operaciones

Según mi experiencia, no se trata del dilema del huevo y la gallina. Hay un orden lógico. En primer lugar, los seres humanos deben esperar razonablemente que un bien almacene valor (en un cierto horizonte temporal) para así poder intercambiar su tiempo finitamente escaso, que se traduce en la producción de su trabajo.

En esta fase inicial de adopción de bitcoin, para que alguien quiera que le paguen en bitcoin, es lógico que primero tenga alguna razón para esperar que bitcoin almacene valor. Mientras que la mayoría de la gente en el mundo podría conseguir su primer bitcoin al ser pagado con bitcoin cuando todo esté dicho y hecho, es mucho más fácil hoy en día comprar algo de bitcoin a través de un exchange con monedas fiat que configurar todo para aceptar bitcoin. La progresión lógica es que alguien empiece a ahorrar en bitcoin comprándolo (el camino de menor resistencia), adquiera una mejor comprensión de por qué bitcoin almacena valor y una vez que bitcoin empiece a ser intuitivo como dinero, entonces y a partir de entonces alguien empieza a pensar en aceptar pagos en bitcoin directamente.

Por esta razón, también es lógico que sean los comerciantes (y no los consumidores) quienes impulsen el cambio a los pagos con bitcoin. Dentro de esta lógica está el reconocimiento de que la decisión fundamental de aceptar bitcoin por bienes y servicios -como empresa o contratista- es más una decisión de “balance” en el input (es decir, de ahorro) que una decisión sobre un método de pago. Acepto plenamente que algunos comerciantes acepten bitcoin como método de pago para convertir más eficientemente a una moneda fiat, pero incluso aceptando esto, sigo manteniendo que su uso como método de pago no puede separarse de su capacidad para almacenar valor, ni se mantendrá esa demanda a largo plazo debido a la misma razón por la que las monedas fiat están fracasando (es decir, debido a su incapacidad para almacenar valor).

La decisión de aceptar bitcoin como pago directo por bienes y servicios es el mismo cálculo económico que cambiar bitcoin por fiat en un exchange. Una vez que una persona se da cuenta de que bitcoin almacena valor y por qué, la idea lógica es que aceptar bitcoin como pago es lo mismo que comprar bitcoin. Es sólo un camino diferente hacia el mismo fin de conseguir bitcoin en la tesorería de una empresa o en el balance (personal o empresarial).

Aceptar Bitcoin como Forma de Pago es una Decisión de Balance

Si no eres un minero de bitcoin (la mayoría de la gente), sólo hay dos formas de adquirir bitcoin: que te paguen en una moneda fiat y convertirla a bitcoin con un exchange de bitcoin o que los clientes te paguen directamente en bitcoin. Cuando digo que aceptar bitcoin como pago es una decisión de balance, es porque el cálculo económico está ligado a la capacidad de bitcoin para almacenar valor, igual que si uno pensara comprarlo. Si bitcoin almacena valor a lo largo del tiempo, lógicamente se perseguirán ambas cosas: comprar bitcoin y aceptar bitcoin como pago por bienes y servicios. Si bitcoin no almacena valor a lo largo del tiempo, lógicamente no se perseguirá ninguna de las dos. Del mismo modo, si decides ahorrar personalmente en bitcoin porque efectivamente almacena valor, también llegarás lógicamente a la conclusión de que tu negocio (si tienes alguno) debería tener bitcoin en su balance. El cálculo de un individuo a una empresa es el mismo, al igual que lo es guardar bitcoin o no.

La única diferencia es cómo adquirir bitcoin: si intercambias tu tiempo (y bienes/servicios) por fiat y luego adquieres bitcoin o si simplemente vas directo y eliminas a los intermediarios, intercambiando directamente bienes y servicios por bitcoin. También es cierto que la gente apueste o especule con bitcoin, simplemente intentando ganar más dinero fiat y no tienen ni idea de que la razón fundamental para querer bitcoin es porque es una mejor forma de dinero. Esto no cambia la razón fundamental por la que hay un mercado para bitcoin en primer lugar. Dos cosas pueden ser ciertas al mismo tiempo. Los degenerados (y los inversores profesionales) pueden apostar por bitcoin tratando de ganar más dinero fiat mientras que al mismo tiempo sigue siendo cierto que toda la demanda a largo plazo de bitcoin se deriva de su uso como dinero, es decir, su capacidad para almacenar valor en el tiempo y facilitar el comercio.

En un nivel fundamental -una vez que alguien determina que bitcoin almacenará valor- resulta lógico adquirir bitcoin de la forma más eficiente posible. Aunque el cálculo económico es el mismo, recibir pagos en bitcoin es un camino más directo y eficiente que mover dinero a través del sistema fiat para luego adquirir bitcoin (si quieres bitcoin). En esencia, la lógica es la misma desde el punto de vista económico, pero las dos vías son fundamentalmente diferentes. Como particular o comerciante, una vez que sabes que quieres ahorrar en bitcoin, resulta muy lógico por qué querrías eliminar una moneda totalmente distinta como intermediaria y en un estado final.

Aunque resulta lógico y, en última instancia, más eficiente adquirir bitcoins, eso no significa que sea mágicamente más fácil aceptar pagos en bitcoins que en fiat. Si ya estás preparado para recibir pagos fiat y comprar bitcoin, invertir en infraestructura para recibir pagos bitcoin requerirá trabajo, lo que significa más trabajo, por definición. Y sin duda, hay fricciones más allá de la mera configuración para recibir bitcoin como pago como empresa o contratista, especialmente por motivos fiscales y contables. Sin embargo, resulta lógico a pesar de la percepción de una mayor fricción en la superficie. Si bitcoin actúa como una mejor reserva de valor, todo se deduce a partir de ese punto.

Hay mucha fricción en el sistema fiat. También ocurre que es difícil de ver y de cuantificar. Los raíles centralizados y los puntos de estrangulamiento crean riesgo. Las retenciones de dinero y las devoluciones crean riesgo. La solvencia (o insolvencia) de los bancos como raíles crea riesgo. La devaluación de la moneda, que está acelerándose, es la mayor fuente de riesgo (y fricción) del sistema fiat. Los costes están en todas partes y se acumulan. Hoy en día, la mayoría de la gente puede no sentirlo u observarlo día a día, pero los riesgos están ahí de todos modos.

Los riesgos también son más observables a medida que pasa el tiempo para más gente, y en particular para quienes ya han descubierto por qué el bitcoin almacena valor (y por qué las monedas fiat hacen lo contrario). En última instancia, esas personas o bien esperan a que el sistema fiat se deteriore hasta el punto de que deje de funcionar, antes de empezar a recibir pagos en bitcoin, o bien crean una redundancia con mucha antelación. Este último es el único movimiento lógico para alguien que ya ha llegado a la conclusión de que bitcoin es una forma superior de dinero. La única cuestión es cuándo uno decide actuar, lo que depende de la naturaleza del negocio o empleo y de la percepción de la fricción relativa.

Los Comerciantes Lideraran Lógicamente el Cambio a Pagos con Bitcoin

No todo el mundo tiene la misma capacidad o poder para empezar a cobrar en bitcoin, eso no hace falta decirlo. Un empleado de una gran empresa tiene poco poder para decirle a su jefe que le pague en bitcoin. Del mismo modo, el propietario de un pequeño negocio puede no tener clientes dispuestos o capaces de pagar en bitcoin, lo que necesariamente influye en la percepción de fricción.

Sin embargo, aunque esto pueda ser cierto, el incentivo para recibir bitcoin como pago directo por bienes y servicios sigue siendo el mismo, y está atrayendo hacia ese punto como una fuerza gravitatoria a todos los que han descubierto por qué bitcoin es una forma superior de dinero. En prácticamente todos los casos, este cambio será impulsado por el comerciante en lugar del consumidor, principalmente por la razón fundamental de que es una decisión de balance más que cualquier otra cosa.

El comerciante es quien, en última instancia, controla la decisión, y es también quien debe invertir en la infraestructura. Existe una mayor fricción inicial a la hora de comenzar a aceptar bitcoin como medio de pago que si no se acepta, casi por definición. La única manera de que un comerciante (es decir, el propietario de un negocio) lo haga racionalmente es si él o ella (o colectivamente un consejo o junta directiva) entiende por qué bitcoin es una mejor forma de dinero Y, que al aceptar bitcoin como pago, el negocio está reduciendo una fuente menos obvia de fricción o eliminando un riesgo a largo plazo. La palabra clave es a largo plazo. Las empresas planifican a largo plazo. La decisión racional de aceptar pagos en bitcoin no se produce porque un consumidor quiera pagar en bitcoin a una empresa que no entiende nada de bitcoin. Ocurre porque un individuo (o individuos) que dirigen una empresa se han dado cuenta de por qué bitcoin es una mejor forma de dinero y de que esta en su interés a largo plazo en aceptarlo.

Racionalidad e Irracionalidad del Gasto en Bitcoin

Si una empresa quiere dinero fiat (por ejemplo, dólares) y un consumidor tiene el mismo dinero fiat, tendría mucho más sentido para un individuo pagar simplemente en moneda fiat que pagar en bitcoin y que luego el comerciante convierta a fiat (en casi todos los casos). Sí, hay casos extremos. Pero si el comerciante quiere que se le pague en la misma moneda fiat que tienes y el comerciante NO va a ahorrar en bitcoin, sería irracional introducir una mayor fricción para el comprador y el vendedor, si el vendedor sólo quiere dinero fiat.

Ahora bien, si el comerciante quiere bitcoin y el individuo tiene bitcoin, bitcoin como método de pago se vuelve racional para ambas partes. Por ahora, dejemos de lado el cómo el comerciante puede comunicar que acepta bitcoin (por ejemplo, un letrero que diga “se acepta bitcoin” o un cobro adicional si alguien quiere pagar en dólares estadounidenses en lugar de bitcoin). Si un comerciante pide que se le pague en bitcoin, el individuo (si es un bitcoiner) pagará en bitcoin, abrumadoramente en la mayoría de los casos, y a pesar de las fricciones fiscales y contables, que son las principales fuentes de fricción cuando se paga en bitcoin. Si no me crees que los bitcoiners pagarán en bitcoin a un negocio dirigido por un bitcoiner (palabra definida vagamente como alguien que entiende por qué bitcoin es una forma superior de dinero), pruébalo y verás (en la práctica).

La razón por la que los bitcoiners pagarían en bitcoin se basa en la razón y la lógica, al igual que la razón por la que un bitcoiner no pagaría en bitcoin si una empresa lo convirtiera de nuevo a fiat. En el proceso de completar la transacción (método de pago), hay menos fricción para el comprador cuando paga en bitcoin, especialmente cuando es internacional, pero también en general. Toda la fricción práctica de un pago con bitcoin desde la perspectiva del comprador existe en la consecuencia contable/fiscal. Pero si una empresa dice “págame en bitcoin” y realmente quiere el bitcoin, el bitcoiner se encuentra en un dilema ético.

El bitcoiner sabe que bitcoin es una mejor forma de dinero y por qué el comerciante querría recibirlo. Elegir pagar a un comerciante que quiere bitcoin (pero acepta fiat) en fiat es una decisión consciente de pagar en una forma de dinero que está perdiendo valor, lo que conlleva cierta deshonestidad. No sólo es irrespetuoso y contrario a los deseos del comerciante, sino que el bitcoiner sabe que hay algo malo en pagar en fiat a un comerciante que realmente quiere bitcoin. Haz a los demás lo que te gustaría que te hicieran a ti. De nuevo, si no me crees, pon a un bitcoiner en esta situación y mira lo que pasa.

Así que parte de la racionalidad está en hacer lo correcto por un comerciante que el consumidor valora -uno podría ver esto como altruista y salir de dudas. Pero la segunda parte de la racionalidad se basa en realidad en razones egoístas. Un individuo tiene un incentivo directo para asegurarse de que un negocio se mantenga a flote. Si i) valoras un negocio y ii) ese negocio pide que se le pague en una forma de dinero que (a) almacene mejor el valor y (b) le ayude a seguir haciendo justo lo que tú quieres -entregarte valor (egoísta)- ¿vas a pagarle en bitcoin o le devolverías la carga de la fricción fiat?

Si el negocio quiere bitcoin y tú pagas en fiat, el comerciante tiene que pagar todas las comisiones de procesamiento del sistema fiat, además de estar sujeto a retenciones de dinero (para reducir el riesgo de devoluciones), para luego convertir el fiat en bitcoin, lo que conlleva más comisiones. Si el comerciante quiere bitcoin y tú pagas en fiat, le estás trasladando la carga de la fricción del fiat a él. Y pagar a tus valiosos vendedores en bitcoin es lo contrario a una destrucción mutua garantizada: es una supervivencia mutua garantizada.

Esto es lo que pienso cada vez que pago la carne a mi ganadero en bitcoin. No lo hago por amabilidad. Lo hago en parte por mutuo respeto, en parte por la ética del valor por valor (no pagar por algo de valor en una forma de dinero que yo sé está perdiendo valor) y, a largo plazo, lo más importante, porque quiero que ese tipo siga vendiéndome carne de calidad. Y sé que estará en mejores condiciones de hacerlo con bitcoin. Si quiere bitcoin, le pagaré en bitcoin porque quiero que siga haciendo negocios el día de mañana, pasado mañana y en los meses y años venideros. Sé que tiene necesidades de capital y tiene que gestionar su tesorería. Inevitablemente tiene que vender y comprar bitcoin de vez en cuando para gestionar su tesorería. Pero es un bitcoiner y quiere que le paguen en bitcoin. Y yo sé por qué.

Esta analogía se aplica a todos los negocios que valoras y especialmente a los dirigidos por bitcoiners. Si sabes que un negocio está dirigido por bitcoiners y te piden que pagues en bitcoin, tienes una razón racional y egoísta para pagarles en bitcoin.

Esto no cambia el hecho de que también es perfectamente racional ayudar a un proveedor que valores, que quieres que se mantenga a flote a largo plazo, a que entienda bitcoin de cero a uno. Pero, cómprale a ese vendedor el Patron Bitcoin y ayúdale primero a entender por qué bitcoin almacena valor a traves del tiempo. No hay camino ni atajo que lo evite. Un comerciante debe primero entender lógicamente por qué querría ahorrar en bitcoin antes de exigirlo directamente a cambio de bienes y servicios. El comerciante que entiende bitcoin impulsará ineludible e irremediablemente el cambio a los pagos en bitcoin porque ambas partes del intercambio deben entender el valor y los incentivos para que sea racional y, a la inversa, por qué en realidad no es irracional y no sólo otro obstáculo o fuente de mayor fricción.

Transición en Vez de Todo o Nada

Una cosa que a menudo confunde a economistas académicos, banqueros centrales y financieros de Wall Street es entender cómo bitcoin puede ser, al mismo tiempo, increíblemente volátil y una forma superior de dinero. A primera vista, parece una cosa contradictoria. Sin embargo, una mejor pregunta que podemos hacernos es: ¿por qué la volatilidad no impide la adopción de bitcoin como dinero? La razón principal es que no se trata de un dilema de todo o nada. Bitcoin no existe en el vacío.

Cuando la gente empieza a ahorrar en bitcoin, normalmente lo hace con un conocimiento limitado y, como resultado, destinan un pequeño porcentaje de sus ahorros (por ejemplo, entre el 1 y el 5% de los activos líquidos). La volatilidad de bitcoin se ve amortiguada y compensada por la exposición a otros activos menos volátiles, lo que permite a cada persona beneficiarse del ahorro en una reserva de valor superior que resulta ser también más volátil. Este concepto, (ahorrar en bitcoin no es todo o nada) es lógicamente la razón por la que la volatilidad de bitcoin no impide su adopción como dinero o como reserva de valor.

Lo mismo se aplica a los pagos. Decidir aceptar bitcoin como forma de pago no es todo o nada. Configurar la infraestructura para aceptar pagos con bitcoin no significa abandonar todos los rieles fiat como parte de la misma decisión lógica. Los humanos somos racionales. Aceptar pagos con bitcoin no significa abandonar los pagos con fiat. Significa que un negocio da a sus clientes la opción de pagar en bitcoin e invierte en la infraestructura para poder hacerlo antes de que llegue el momento en que no haya otra opción.

Cualquier negocio que espere a aceptar bitcoin hasta que no haya otra opción (porque su moneda fiat se hiperinfla) probablemente no se mantendrá a flote, o como mínimo, ese negocio tendrá muchas más dificultades para sobrevivir que si hubiera actuado antes. La decisión de invertir en la infraestructura de pagos con bitcoin antes de que se perciba como necesaria es sólo eso: una percepción de necesidad. Para alguien que entiende por qué bitcoin almacena valor, sería más bien una medida lógica y racional aislar aún más un negocio (y el propio futuro) de la fragilidad del sistema fiat antes de que se haga dolorosamente evidente.

Y aunque puede haber personas o empresas que tengan la capacidad y el poder de exigir el 100% de los recibos en bitcoin, la transición a los pagos en bitcoin en la mayoría de los casos será, lógicamente, un cambio gradual, como suele ser el cambio al ahorro en bitcoin. Por ejemplo, si un negocio recibe el 2% de sus ingresos en bitcoin y el 98% en dólares (u otra moneda fiat), es posible que nunca tenga que volver a cambiar a dólares. Pero, si los comerciantes reciben un porcentaje demasiado alto de ingresos en bitcoin, pueden volver a convertir periódicamente el capital circulante a dólares cuando sea necesario. Al igual que ocurre con el ahorro en bitcoin, el cambio a los pagos en bitcoin es gradual y progresivo, por lo que resulta mucho más sencillo de lo que parece. Todo comienza cuando un comerciante considera necesario o prudente dar a sus clientes la opción de pagar en bitcoin como medio de reducir el futuro riesgo y a largo plazo.

Podría argumentar que todas las empresas deberían aceptar bitcoin como forma de pago. La verdad es que sólo es cierto para las empresas dirigidas por empresarios que primero entienden que estar preparados para hacerlo es una decisión de balance (por qué bitcoin almacenará valor) y el incentivo principal es reducir aún más el riesgo de los rieles de pago fiat. Elon Musk es un ejemplo perfecto. Sus empresas compraron mucho bitcoin y, en el caso de Tesla, incluso se prepararon para recibir bitcoin como pago por autos. Pero quedó claro públicamente que no entendía bitcoin y más tarde sus empresas vendieron previsiblemente la mayor parte, si no todo, su bitcoin en tesorería, incurriendo en costes sin beneficios porque no existían primero los conocimientos necesarios.

Es el comerciante (más que el consumidor) quien impulsará el cambio a los pagos en bitcoin, pero en términos de adopción temprana, lógicamente serán aquellos que entiendan de forma creíble por qué bitcoin almacenará valor con el tiempo. Sin ese conocimiento, los comerciantes se sentirán decepcionados y frustrados, y pagar/recibir bitcoin es por lo demás irracional tanto para el consumidor como para el comerciante si no es porque la empresa quiere realmente ahorrar en bitcoin. Tampoco es todo o nada. Será un cambio. Empieza con que el comerciante disponga de infraestructura y ofrezca a los consumidores la opción. Pagar en bitcoin significa invertir en la opción, no cortarse la nariz para fastidiarse la cara. Pero ser complaciente y no invertir en la infraestructura hasta que sea obviamente necesario podría ser igual de malo, si no peor, a largo plazo. ¿Cuándo adoptarán los negocios los pagos con bitcoin? Cuando un número suficiente de empresarios entienda que bitcoin es una mejor forma de dinero. Así de sencillo.

Si eres un bitcoiner, empieza a pedir que te paguen en bitcoin o si tienes un negocio, al menos dale a tus clientes la opción de pagarte en bitcoin. Si no lo eres, lee The Bitcoin Standard o mi proximo libro, Gradually, Then Suddenly.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comparte este Articulo!!!

Si encuentras valor en el articulo, compartelo con tus amigos.

Scroll to Top